LOGO CAIB
Contingut
28 novembre 2019Conselleria de Medi Ambient i Territori

Una treintena de empresas, entidades y centros renuevan el compromiso con el medio ambiente a través del distintivo EMAS NNota Informativa

Foto de noticia
Descarga de imágenes en alta calidad

Una treintena de empresas, entidades y centros renuevan el compromiso con el medio ambiente a través del distintivo EMAS

La Comisión Europea lo considera un modelo de excelencia de gestión ambiental

El conseller de Medi ambient i Territori, Miquel Mir, y el director general de Residus i Educació Ambiental, Sebastià Sansó, han entregado, este jueves, los distintivos ambientales EMAS a los establecimientos, empresas y servicios que han renovado la acreditación en este sistema europeo de gestión ambiental.

El distintivo EMAS, acrónimo de Eco-Management and Audit Scheme (Sistema de Gestión y Auditoría Ambientales), se entrega a aquellas empresas y organizaciones que se inscriben o se renuevan, de manera voluntaria, en el sistema de gestión ambiental basado en el Reglamento de la Comisión Europea 1221/2009.

Este año se han entregado 28 placas que corresponden en 28 centros de 9 empresas o entidades.

- Actividades generales de administración pública, concretamente, por la gestión integral de playas (1 entidad): Ayuntamiento de Muro.

- Artes gráficas y actividades relacionadas (2 empresas): Gráficas Planici, SA, e Industrias Gráficas Mallorquinas, SA.

- Explotación de instalaciones a puertos deportivos (2 empresas): Club de Mar-Mallorca y Servicios Marítimos Puerto de Eivissa, SL (Marina Ibiza).

- Hoteles, alojamientos y similares (2 empresas): Tenedora Aguamarina, SA (Blau Privilege Porto Petro Beach Resort & SPA) y Tuex, SA (Hotel Ivory Playa).

- Transporte aéreo y actividades anejas (2 entidades y 21 centros): Aeropuerto de Menorca AENA SME, SA, y Air Europa Líneas Aéreas, SAU.

Mir ha dado la enhorabuena a todos los distinguidos y les ha agradecido «el esfuerzo y la implicación para implantar la calidad ambiental, la mejora del comportamiento ambiental, la participación y transparencia, de acuerdo con el sistema de gestión ambiental europeo EMAS».

Sansó, por su parte, ha querido agradecer también el esfuerzo y la implicación de todas las empresas y ha valorado positivamente la voluntad para mantener los estándares de calidad, sostenibilidad y buenas prácticas ambientales.

La Dirección general de Residuos y Educación Ambiental, a través del programa ECOTUR, es la encargada de promover la implantación voluntaria de este instrumento a las organizaciones públicas y privadas de las Illes Balears.

El Reglamento europeo EMAS define un esquema de gestión y auditoría ambientales abierto a cualquier tipo de organización en el ámbito internacional e independientemente de su actividad.

El modelo de sistema de gestión ambiental de este Reglamento está basado en la norma ISO 14001 y propone una sistemática eficaz para ayudar a las organizaciones a gestionar y mejorar de manera continua el desempeño ambiental. Sin embargo, EMAS contiene requisitos propios que lo convierten en un modelo de excelencia para la gestión ambiental.

En este sentido, el conseller ha destacado los aspectos siguientes:

• Obliga a establecer unos indicadores de comportamiento ambiental para analizar y medir el uso eficiente de los recursos desde una perspectiva de ciclo de vida y un pensamiento basado en riesgo.

• Permite, no sólo asegurar el cumplimiento legal, sino anticiparse a la aprobación de nuevos requisitos de carácter ambiental, lo cual contribuye a minimizar riesgos desde un enfoque preventivo y a identificar nuevas oportunidades de negocio.

• Requiere obligatoriamente la implicación de los empleados, haciéndolos conscientes de la importancia de su participación en el sistema de gestión.

• La Declaración Ambiental validada por un verificador independiente y acreditado es una herramienta de comunicación potente que ayuda a la organización a hacer valer el esfuerzo derivado de la implantación de un sistema de gestión ambiental. Además, comporta un ejercicio de transparencia que es reconocido por todas las partes interesadas, incluidas las administraciones públicas.

• Supone un motor para la innovación, dado que promueve la mejora continua, obligando a la organización a investigar nuevos objetivos de reducción de consumos, cambios en los procesos o búsqueda de materiales menos contaminantes.