vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4265860

El Plan General de Puertos se adaptará a la capacidad de carga del litoral e incluirá medidas para abordar el cambio climático

El consejero de Movilidad y Vivienda, Marc Pons, junto con el director general de Transporte Marítimo y Aéreo, Xavier Ramis, y el gerente de Ports IB, Pedro Puigdengoles, ha anunciado que a partir de mañana se inicia la consulta pública del futuro Plan General de Puertos de las Islas Baleares, el instrumento de planificación que establece los criterios que determinarán la evolución del sistema portuario autonómico para los próximos años. Hasta el año 2033.

El Plan concretará las necesidades futuras mediante líneas de actuación alineadas con criterios de sostenibilidad medioambiental y de equilibrio. El consejero ha recordado que en este Plan ya se comenzó a trabajar la pasada legislatura, "un reto que decidimos abordar una vez alcanzados otros objetivos como la puesta en marcha un plan de actuación con inversiones en todos los puertos ( con 34 millones en obras ya ejecutadas y otros 40 previstos); la adecuación de los cánones de todos los puertos o el proceso de depuración de listas de espera, entre otros ".

 El consejero ha destacado que el Plan parte de una premisa clara "ni nuevos puertos ni crecimiento de las grandes infraestructuras portuarias, buscando respuestas a las necesidades que se nos plantean por otras vías".

 El Plan ofrecerá medidas que puedan resolver las carencias que pueda tener el sistema portuario balear, mejorando y optimizando el funcionamiento de las instalaciones portuarias existentes, sin construir otras nuevas.

 

De este cambio de paradigma surgen propuestas que pretenden mejorar el aprovechamiento del espacio en los interiores de las zonas portuarias y plantear nuevos usos para facilitar el acceso a la mar  como son:

o potenciar la red de marinas secas

o promocionar la utilización de lo que se conoce habitualmente como 'rampas de varada' para facilitar el acceso de todos al mar

o potenciar la red de campos de boyas

o incentivar nuevas fórmulas distintas de la titularidad de embarcaciones, como la multipropiedad, de manera que se pueda responder a la demanda de amarres sin que ello implique necesariamente construir más

o la creación de nuevos amarres en las actuales láminas de agua de nuestros puertos, mediante la reorganización de dársenas

 El consejero ha destacado que paralelamente a la fase de consulta pública que ahora se inicia se está trabajando en dos estudios que serán determinantes para la concreción del contenido del plan y que profundizan en el refuerzo de su sostenibilidad: un estudio sobre la capacidad de carga de todo el litoral de las Islas Baleares y un segundo sobre la adaptación de los puertos al cambio climático.

 

Respecto a la capacidad de carga del litoral:

El futuro de los puertos de las Islas Baleares, donde se abrigan las embarcaciones, debe estar necesariamente ligado a la capacidad que tiene el conjunto del litoral en cuanto a carga de embarcaciones.

Es decir, cuántas embarcaciones pueden fondear en nuestras playas, calas u otras zonas de fondeo. "Tenemos que saber cuántas embarcaciones puede haber en nuestro litoral garantizando su conservación".

 

Respecto al cambio climático:

En este punto, el consejero ha recordado que es un hecho que el cambio climático, como otros ámbitos, afectará también el litoral. Y, dentro del litoral los puertos. Tormentas cada vez más acusadas, el viento, cambios en el oleaje, subidas del nivel del mar .... tendrán un efecto en los puertos, en sus infraestructuras (por ejemplo en los diques) y también en su operatividad. Por lo tanto, es necesario incorporar propuestas de adaptación de los puertos para que puedan afrontarlos sin riesgos y permitan mitigar sus efectos.

 

Todas las propuestas del Plan General de puertos deberán incluir esta previsión y esto supondrá una adaptación de los puertos.