vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4119438

COVID-19:El próximo lunes se repartirán las tarjetas pre-pago para el alumnado beneficiario de las ayudas de comedor

6.152 alumnos de todas las Islas son beneficiarios de las ayudas de comedor por razones socioeconómicas

Las tarjetas se cargan automáticamente con la cantidad correspondiente a los días lectivos

Los centros educativos serán los encargados de hacer el reparto de las tarjetas a las familias 

Se trata del sistema más rápido y seguro de hacer llegar estas ayudas a las familias más vulnerables

Esta misma mañana han llegado las cajas con las tarjetas prepago a la Consellería de Asuntos Sociales y Deportes y desde el momento en que se han recibido, los funcionarios de la Dirección General de Primera Infancia, Innovación y Comunidad Educativa, trabajan intensamente para organizar el reparto de las 6.152 tarjetas prepago destinadas a suplir las ayudas de comedor por razones socioeconómicas. 

Asuntos Sociales y Deportes ha invertida 375.000€ para que, durante la primera quincena del estado de alarma, las tarjetas estén cargadas con 60€ euros cada una y ahora ya se trabaj para ampliar el crédito correspondiente a la segunda quincena del estado de alarma que se aprobó ayer en el Congreso de Diputados. 

Se prevé que mañana viernes, entre las 9h y las 12 h, una empresa distribuidora las haga llegar a los centros educativos, de forma que lunes, día 30, con cita previa y siguiendo las orientaciones sanitarias y organizativas de las instrucciones que han recibido los equipos directivos, se puedan librar a las familias. Las instrucciones se pueden consultar en la web de la Consellería de Educación, Universidad e Investigación.

En total, se distribuirán 6.152 tarjetas: 5.453 en Mallorca, 434 en Menorca, 251 en Ibiza y 14 de Formentera.

La solución definitiva adoptada por las Consellerías de Educación, Universidad e Investigación y la de Servicios Sociales y Deportes responde al objetivo de llegar de la manera más rápida y eficiente a las familias más vulnerables y después de consultar otras entidades afectadas como consejos insulares, ayuntamientos y centros educativos especialmente afectados.

Antes de decidir se estudiaron diferentes vías, como la de distribuir comida a través de las mismas empresas que hacen el servicio de cátering en los comedores escolares. Pero estas empresas no están preparadas para hacer el servicio a domicilio y no tienen capacidad para asumir este servicio. Se propuso lo mismo a servicios parecidos gestionados por ONG, que tampoco tienen capacidad en la situación actual de hacerse cargo. 

Se planteó la posibilidad de hacer transferencias bancarias. En muchos centros no tienen las cuentas bancarias de las familias y en el caso de las más vulnerables o bien no tienen cuenta o, en ocasiones, está embargada.

Finalmente se plantea la posibilidad de usar tarjetas prepago. Se trata de una posibilidad rápida y práctica porque la entidad que proporciona la tarjeta, La Caixa, ya había puesto en marcha este sistema antes en otro proyecto de ámbito social y había muchos de establecimientos conveniados. Se descarta la posibilidad de un cupón, que es el que usa Valencia, porque solo se puede usar en un único comercio. 

La otra cuestión a decidir ha sido como hacer llegar esta tarjeta a las familias. La posibilidad de enviarla por correo se descarta puesto que los correos domiciliarios no están actualizados y los centros con más alumnado becado en situación de vulnerabilidad apunta que en muchos de casos el domicilio que figura en los impresos no corresponde al real. Con lo cual, enviarlo por correo perjudicaría precisamente a las familias más vulnerables.

La única opción posible con garantía de llegar a todo el alumnado, con facilidad, rapidez y seguridad, especialmente pensando en no dejar atrás a las familias más vulnerables, ha sido la de la tarjeta prepago distribuida desde los centros educativos. Los centros suelen ser lugares próximos a las familias, porque viven en la zona, por lo tanto se reducen los desplazamientos, y , además, conocen las familias y esto facilita los trámites. En el caso de centros cerrados por CORONAVID-19 se ha organizado el reparto en otros centros próximos o espacios municipales.

Desde el Govern se quiere agradecer la implicación de los centros educativos al dar respuesta a una situación de primera necesidad con su dedicación y capacidad de gestión. En especial a aquellos equipos directivos que debido a las características específicas de su entorno social se han ofrecido desde el primer momento porque son conscientes de las necesidades de una parte de su alumnado y familias.