vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4050897

Principio de acuerdo entre directores y Educación para la regulación de los remanentes de los centros educativos públicos y la mejora de la gestión económica

La Conselleria de Educación, Universidad e Investigación y los representantes de las asociaciones de directores de primaria, secundaria y adultos de Mallorca, Menorca e Ibiza y Formentera han llegado hoy a un principio de acuerdo para trabajar en diferentes líneas a corto y medio plazo para la regulación de los remanentes de los centros educativos, la asignación de las partidas presupuestarias para los gastos de funcionamiento de los centros públicos y la mejora en su gestión económica.

Estas medidas se explicarán a todos los directores de centros públicos de las Islas en los próximos días. Mañana, jueves, está previsto un encuentro con los representantes de las Federaciones de Asociaciones de Madres y Padres de las Islas y el viernes se iniciarán las reuniones con directores, en este caso con los de primaria y secundaria de Ibiza y Formentera. Estas reuniones se llevarán a cabo la próxima semana con los directores del resto de islas.

Al acabar la reunión, el conseller Martí March ha valorado la reunión como positiva y ha  explicado que “hemos llegado a un principio de acuerdo, queríamos recuperar la confianza que habíamos perdido y queremos poner las bases de una buena gestión económica de los centros tanto a corto como medio plazo”.

March ha reconocido que “se había creado un malestar que se tenía que aclarar” y ha afirmado que “se ha hecho una propuesta abierta, inicial, que se tiene que poder ampliar y modificar en las próximas reuniones”.

March ha añadido que la propuesta que se ha presentado hoy hace una compilación de propuestas a corto y medio plazo que a través del consenso se tratará la cuestión de los remanentes que era necesario abordar”. Esta propuesta quiere garantizar una financiación suficiente por parte de los centros educativos, que tienen que estar controlados, puesto que se trata de fondos públicos, que son de todos y que se tienen que gestionar de manera adecuada.

Propuestas a corto plazo:

  • El remanente correspondiente a fondos no finalistas o a fondos finalistas de programas propios de la Conselleria que podrán mantener los centros educativos a día 31 de diciembre de cada ejercicio presupuestario no podrá superar el 110% de la asignación presupuestaria anual para gastos de funcionamiento.
  • Los centros educativos podrán disponer de un remanente superior al finalizar un ejercicio presupuestario determinado, si justifican que tienen previsto destinarlo a inversiones o a mejoras del centro o a reducir las aportaciones de las familias en el ejercicio inmediatamente posterior.
  • Se devolverá en un máximo de tres años las cantidades retenidas en el presupuesto de 2020, en los centros que cumplan las condiciones establecidas en los dos puntos anteriores.
  • Durante los meses de febrero, marzo y abril de 2020 se revisará conjuntamente con los equipos directivos de los centros la situación de los que tengan un remanente más elevado, para consensuar las medidas a adoptar.
  • Si hay algún centro que durante el año 2020 se encuentre en dificultades para su funcionamiento ordinario o necesite una cantidad superior al remanente que dispone para terminar proyectos previstos, podrá ver incrementada su dotación a partir de la revisión conjunta entre la dirección del centro y la Conselleria para consensuar esta dotación adicional.
  • Se habilitará el sistema mediante el cual los centros podrán destinar a gastos de funcionamiento ordinario, a compra de material didáctico o a inversiones los remanentes provenientes de programas específicos propios de la Conselleria.
  • La Conselleria dotará un fondo de contingencia anual para responder a necesidades sobrevenidas de los centros para emprender proyectos, tareas de mantenimiento o dotación de material didáctico.
  • Se diferenciará en la contabilidad el origen de los remanentes para facilitar que los provenientes de la aportación de las familias puedan implicar la disminución de sus aportaciones en el futuro.
  • La Conselleria incrementará las acciones formativas sobre gestión económica dirigidas a miembros de equipos directivos y se les facilitará asesoramiento para mejorar la gestión económica del centro.
  • Se prevé que en el 2021 se recupere la partida global del año 2019 para los gastos de funcionamiento de centros.

Propuestas a medio plazo:

  • Se modificará el decreto de régimen económico de los centros públicos para dotarlos de mayor autonomía de gestión económica, contando con la opinión de los equipos directivos y de las Federaciones de Asociaciones de Padres y Madres.
  • Se analizará la posibilidad de llevar a cabo la suscripción de acuerdos marco por parte de la Conselleria para facilitar la gestión de los centros, por ejemplo, para adquirir chromebooks, tabletas u otras equipaciones materiales.
  • En el plazo de un mes se creará un grupo de trabajo con representantes de la Administración educativa, de la dirección de los centros y de las federaciones de asociaciones de padres con el fin de diseñar la modificación de las instrucciones de gestión económica de los centros en el marco de la actual normativa, proponer las modificaciones normativas en el régimen de gestión económica de los centros y hacer el seguimiento de las medidas acordadas.