vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 3988695

Aprobado el Plan de Financiación de los Servicios Sociales Comunitarios básicos 2020-2021 con una partida de 23 millones de euros

\ Asuntos Sociales y Deportes destina 11,5 M€ anuales a financiar los servicios sociales municipales, que por primera vez serán homogéneos a todos los ciudadanos
\ Por primera vez se exigirá a los ayuntamientos que demuestren que cumplen las ratios mínimas de trabajadores y educadores sociales contratados


El Consell de Govern, a petición de la Conselleria de Asuntos Sociales y Deportes, ha aprobado el Plan de Financiación de los Servicios Sociales Comunitarios Básicos de las Illes Balears, que permitirá articular los programas y las prestaciones de los servicios sociales comunitarios básicos, así como establecer los criterios de financiación para 2020-2021. El Govern destinará 23 millones de euros repartidos entre 2020 y 2021 para los servicios sociales en cada isla.

Durante estos dos años, por islas, el Consell Insular de Mallorca recibirá 17.889.288 €; el Consell Insular de Eivissa, 2.565.856 €; el Consell Insular de Menorca, 2.361.592 € y el Consell Insular de Formentera, 278.388 €.

Estos 23 millones que aporta la Conselleria de Asuntos Sociales y Deportes se complementan con las aportaciones económicas correspondientes que realizan los consejos insulares y los ayuntamientos. De este modo, el Govern aporta un 50 % del coste, el Consell Insular, un 25, % y cada uno de los ayuntamientos, el 25 % restante.  

Novedades del nuevo plan
Una de las principales novedades de esta convocatoria es que a partir de ahora todos los municipios dispondrán de la misma subvención por habitante y, por lo tanto, se garantizará que todos los ciudadanos de las Illes Balears tengan el mismo acceso a la cartera de servicios sociales. Es decir, independientemente del municipio en el que se viva, todo el mundo deberá tener una misma oferta asistencial.  

Cumplimiento de ratios
Otra de las novedades que incluye el Plan es que por primera vez se exigirá a los ayuntamientos de las Illes Balears que demuestren que cumplen las ratios mínimas de trabajadores, que ahora mismo son las siguientes: un trabajador social por cada 7.500 habitantes; un educador social por cada 7.500 habitantes y un auxiliar por cada 10.000 habitantes.
Como tercera novedad, cabe decir que por primera vez este plan tendrá una vigencia plurianual: de día 1 de enero de 2020 a día 31 de diciembre de 2021. El objetivo de esta ampliación es mejorar la estabilidad tanto de los ayuntamientos como de los trabajadores contratados para realizar esta tarea social.