vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 3988035

Transición Energética y Sectores Productivos gestionará un presupuesto de 45,06 millones de euros durante el 2020

El vicepresidente y conseller de Transición Energética y Sectores Productivos, Juan Pedro Yllanes, ha comparecido ante la Comisión de Hacienda y Presupuestos del Parlamento de las Islas Baleares para explicar el presupuesto de su conselleria previsto para el 2020.

Durante el 2020, Transición Energética gestionará más de 45 millones de euros. Unas cuentas que persiguen diversificar el modelo productivo de las Islas Baleares y reducir la dependencia hacia el turismo. Se mantiene, por lo tanto, el compromiso con la transición energética y el cambio climático; el refuerzo del tejido industrial a través de la innovación; establecer la innovación como elemento diferenciador del modelo productivo y económico; y apoyar a la creación y la consolidación del comercio local y de proximidad.

El presupuesto de la Conselleria se ha elaborado con el objetivo de mejorar la gestión. De este modo, Yllanes ha explicado que se han ajustado los importes de las subvenciones a la demanda real por parte de empresas y particulares, se han depurado proyectos y se han ajustado partidas como las dietas, los estudios y los trabajos técnicos en el gasto mínimo. También se han conseguido fondos europeos.

Energía y Cambio Climático
La Dirección general de Energía y Cambio Climático contará con un presupuesto de 8,5 M €. Con esta financiación, se continúa apostando para mejorar el seguimiento de la calidad del aire. En este sentido, las partidas designadas para renovar, mejorar y ampliar la equipación de medidas aumentan un 17%.

También se refuerza la red de puntos de recarga Melib (Movilidad eléctrica de las Islas Baleares). A pesar de ser, en su mayoría, puntos de titularidad municipal, la Dirección general de Energía y Cambio Climático prevé destinar parte de sus recursos a su mantenimiento con el objetivo de favorecer el impulso de la movilidad eléctrica,

En cuanto a las líneas de ayudas para el autoconsumo, se refuerzan y aumentan en cerca de un millón de euros. La subvención para las administraciones públicas se reduce en los presupuestos, pero también suma un millón de euros más a cargo del proyecto ITS para el fomento de parques fotovoltaicos en terrenos públicos, gestionado por el IBE. En cuanto a los puntos de recarga, se destinarán cerca de 6 millones de euros. De este modo, se recupera el remanente de 2019, la anualidad correspondiente al proyecto ITS de 2020 y se complementa con financiación estatal procedente del Plan Moves del IDAE.

El presupuesto de la Dirección general de Energía cuenta, también, con dos proyectos a cargo del Impuesto de Turismo Sostenible:
- 1,6 M€ para crear comunidades energéticas en el sector hotelero.
- 1,1 M€ para impulsar la instalación de energía fotovoltaica en los polígonos industriales.

El presupuesto de la Dirección general de Energía y Cambio Climático cuenta con dos novedades en comparación con las cuentas de este 2019. Uno de estos nuevos elementos es la creación del Instituto Balear de la Energía. Se aprobó el pasado 11 de octubre cumpliendo con la Ley de Cambio Climático y Transición Energética y tendrà un presupuesto de 2,5 millones de euros. Una cantidad que se transferirá desde la Dirección general de Energía y Cambio Climático.

La otra novedad son las partidas dedicadas al mismo desarrollo de la ley para hacerla más efectiva. Están previstos 500.000 euros.

Política Industrial
El presupuesto destinado a la Dirección general de Política Industrial se mantiene en unas cifras similares a las de 2019. Durante el ejercicio próximo gestionará un total de 13,7 millones de euros. Un presupuesto que da respuesta a las necesidades actuales del tejido industrial de las Islas Baleares según el Plan de Industria y a los dos grandes objetivos de la Conselleria de Transición Energética y Sectores Productivos. Esto es, mantener y reforzar la regulación industrial y contribuir al incremento de la competitividad del tejido industrial ya existente y a la creación de nuevo.

En cuanto al primero de los grandes objetivos mencionados, se ha incrementado la partida de los organismos de control destinados a la inspección de instalaciones de baja tensión como la de las viviendas o los pequeños comercios. También se refuerza el servicio de inspección de minas y canteras y, en este sentido, no solo se seguirán controlando todas las canteras activas, sino que también se inspeccionarán las canteras ilegales. Además, se destinará parte del presupuesto a estudiar la viabilidad de alternativas empresariales en estos espacios de acuerdo con los objetivos de desarrollo sostenible y transformación social de las Islas. La tarea de control se extenderá, también, a los talleres mecánicos clandestinos.

Con el objetivo de incrementar la competitividad del tejido industrial, se incrementa en 600.000 euros la partida destinada a la mejora productiva, la digitalización y la eficiencia energética de las empresas. En este sentido, Yllanes ha explicado que se está estudiando la creación de un postgrado de formación para dotar a las empresas de personal cualificado y de una industria 4.0.

Innovación
La Dirección general de Innovación contará con un presupuesto de 2,5 millones de euros para el 2020. Además, el programa 542A de Innovación recibirá cerca de 14 millones (13.930.296 €), repartidos en diferentes áreas del Gobierno. Se trata de un incremento del 9%.

Buena parte del presupuesto de Innovación, 2 millones de euros, se destinará a la organización de acontecimientos y encuentros para la difusión de la innovación y transferencia de conocimiento y tendencias tecnológicas , así como para el desarrollo y la creación de infraestructuras tecnológicas como el Centro Bit de Ibiza, que cuenta con una partida de 50.000 euros.

Además, la Dirección general de Innovación dispondrá de cerca de 2 millones de euros procedentes de los fondos del ITS para desarrollar y profundizar en el despliegue de clústeres industriales a las Islas.

Este presupuesto responde a la nueva idiosincrasia de la DG. La división de la antigua Dirección general de Innovación e Investigación permite la especialización de cada área y, por lo tanto, unos mejores resultados.

En este sentido, el nuevo departamento se especializa en la coordinación de las convocatorias vinculadas a bonos tecnológicos (de 400.000 euros cada año) y establecer las bases para que el sector privado de las Islas, con el apoyo de la administración, invierta en innovación.

Comercio
La Dirección general de Comercio dispone de un presupuesto de 2,8 millones de euros para el 2020 y continúa apostando por el comercio local, de proximidad y sostenible. Son unos cuentas que tienen en cuenta a los comerciantes, los productores locales, las cámaras de comercio, los sindicatos y las organizaciones empresariales.

Se mantienen los cerca de 900.000 euros para el pequeño comercio y el comercio emblemático y se aportan otros 75.000 euros específicos para los mercados. También se destinan 100.000 euros a empresas productoras para promover el producto isleño tanto al mercado local como exterior.

Las subvenciones nominativas en las Cámaras de Comercio de Mallorca, Menorca y de Ibiza y Formentera para el desarrollo de sus planes camerales quedan fijadas en 250.000 euros. En el caso de las organizaciones de trabajadores y empresarios, se destinarán 230.000 euros.


Otros 50.000 euros se reservan para inversiones en la mejora de la gestión a Áreas de Promoción Económica Municipal. La Dirección general también tiene prevista una partida de 100.000 euros para aumentar el control del juego a través de la modernización del servicio, lo cual lo situará en las primeras posiciones a nivel estatal