vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 3951973

Salud distribuirá este año 144.100 dosis de vacunas contra la gripe entre los colectivos de riesgo

La Conselleria de Salud y Consumo distribuirá 144.100 dosis de vacunas contra la gripe estacional en Balears. Así lo ha explicado hoy la consellera Patricia Gómez, acompañada por la directora general de Salud Pública y Participación, Maria Antònia Font, y por la coordinadora de Vacunas, Antònia Galmés, durante la presentación de la campaña de vacunación 2019-2020 contra la gripe, que el año pasado se estima que padecieron unas 15.000 personas en las islas.

Este año, la campaña empezará el 5 de noviembre y se prolongará hasta el 19 de diciembre.

Así, Salud distribuirá:

- 144.100 dosis de vacunas en las Illes Balears, 67.000 para personas menores de 65 años con factores de riesgo, trabajadores sanitarios, trabajadores de servicios esenciales, cuidadores de enfermos y mujeres embarazadas.

- 77.000, con otra composición más específica, para personas mayores de 65 años.

- 100 dosis de vacuna para personas con alergia al huevo.

En estos momentos ya se han repartido 108.610 vacunas en los centros de salud de las Illes Balears.

En Mallorca se  han distribuido 85.030 dosis; en Menorca, 9.000 dosis, y en las Pitiüses, 14.580. El resto de dosis se distribuirán en función de las necesidades de cada centro de salud.

El objetivo es mejorar la cobertura de todos los colectivos de riesgo puesto que, especialmente en la gente mayor o con enfermedades crónicas, la gripe puede descompensar sus patologías, causarles un ingreso hospitalario o incluso puede derivar en complicaciones muy graves y causar la muerte.

Otro colectivo de gran interés es el formado por los profesionales de la salud. El personal médico y de enfermería que se vacuna y recomienda la vacunación, a la vez que contribuyen a mejorar las coberturas, se protegen a sí mismos, a los pacientes que atienen y a la comunidad en general de una enfermedad que en algunos casos puede ser mortal.  No hay que olvidar que la vacunación es una acción por el bien común.

Salud quiere transmitir que la vacunación, además de un acto individual para la propia protección, es muy importante para evitar contagiar a personas que pueden tener complicaciones graves con la gripe.

En este sentido, la campaña de difusión va dirigida a las personas mayores de 65 años, personas con enfermedades crónicas, mujeres embarazadas, cuidadores de enfermos, niños y personas mayores, profesionales sanitarios y personal que ofrece servicios de respuesta rápida a la comunidad, como por ejemplo bomberos, policía..., con el objetivo de concienciarles de la importancia que tiene protegerse ante esta enfermedad.

Así pues, este año se llevarán a cabo las siguientes medidas para aumentar la cobertura de la vacunación de la gripe entre la población:

• Informar y concienciar, con la distribución de pósteres en los centros de salud, hospitales, ayuntamientos y otros sitios de gran afluencia, así como anuncios en radio, televisión, prensa escrita, etc. También se ha diseñado una web específica: grip.caib.es, para informar sobre esta campaña.
• Personalizar el mensaje centrado en la población de riesgo mediante el envío de más de 262.475 SMS dirigidos a este colectivo.
• Informar a los profesionales sobre la vacunación antigripal.
• Mejorar el sistema de registro del procedimiento de vacunación.
• Mejorar la difusión de los resultados del programa entre los profesionales sanitarios para que cuenten con información actualizada sobre el desarrollo de la campaña.

Colectivos de riesgo

Los colectivos de riesgo establecidos son los siguientes:

• Personas mayores de 65 años.
• Adultos y niños con enfermedades crónicas relacionadas con el sistema pulmonar, sistema cardíaco, insuficiencias respiratorias y asma, diabetes y enfermedades renales.
• Personas inmunodeprimidas (personas con un déficit en el sistema inmunitario).
• Pacientes con obesidad mórbida.
• Enfermos afectados por algún tipo de deterioro cognitivo (síndrome de Down, demencias, etc.).
• Personas con un implante coclear (dispositivo auditivo) o a la espera de recibir uno.
• Niños prematuros en los primeros 2 años de vida.
• Mujeres embarazadas. Este año sigue recomendándose la vacunación a las embarazadas en cualquier mes de gestación. La vacunación de las madres protege también a los futuros recién nacidos.
• Personas de cualquier edad que viven a una institución.
• Servicios esenciales para la comunidad. Se recomienda muy especialmente la vacunación a los colectivos que pueden transmitir la gripe a las personas de los grupos de riesgo, tales como el personal sanitario, personal de residencias de personas mayores y de residencias de discapacitados, cuidadores de enfermos con patología crónica o personas que  conviven con ellos, y los que ofrecen servicios de respuesta rápida a la comunidad o  trabajan para ella (policía, bomberos, protección civil).
• Educadores de escoletas de 0 a 5 años.
• Al igual que en las otras campañas, se repartirán vacunas entre varias instituciones: centros penitenciarios, residencias geriátricas y de personas discapacitadas, hogares de ancianos y mutuas de trabajadores.

Las personas interesadas en vacunarse pueden pedir cita previa al Servicio de Salud llamando al 971 43 70 79.

Datos de vacunación de la campaña 2018-2019

Durante la campaña de vacunación 2018-2019 se vacunaron 115.215 personas en las Illes Balears (93.352, en Mallorca; 8.215, en Menorca; 12.913, en Eivissa, y 735, en Formentera).

Concretamente, se vacunaron 73.822 personas de 65 años y más en Balears (59.545, en Mallorca; 5.578, en Menorca; 7.566, en Eivissa, y 262, en Formentera).

Respecto a las personas menores de 65 con criterios de inclusión como  colectivos de riesgo, se vacunaron 41.392 personas (33.807, en Mallorca; 2.637, en Menorca; 4.687, en Eivissa, y 293, en Formentera).

Red centinela en los centros de salud

La red centinela de la gripe está compuesta por 34 médicos centinelas (27 médicos de familia y 7  pediatras) y está operativa desde octubre a mayo. Estos profesionales trabajan en 28 centros de salud de Mallorca —13 en Palma y 15 en la Part Forana—, 3 de Menorca y 3 de Eivissa. Estos centinelas comunican semanalmente a la Dirección General de Salud Pública y Participación los casos de gripe detectados y, además, recogen muestras para analizarlas y poder caracterizar los virus gripales circulantes. De este modo, puede realizarse un seguimiento detallado de la evolución de la gripe entre la población y aplicar las medidas preventivas y asistenciales que sean precisas.

La información recogida por los sistemas de vigilancia epidemiológica permite estimar que en las Illes Balears en la temporada de actividad gripal 2018-2019 hubo unos 15.000 casos de gripe.

Ante la sintomatología de la gripe hay que acudir al centro de salud

Los pacientes con sintomatología de gripe pueden acudir a los centros de salud y, fuera de su horario, a los puntos de atención continuada (PAC). Los centros de salud y los PAC dan una asistencia más rápida y evitan los desplazamientos a los hospitales.

Consejos para aligerar los síntomas de la gripe

La gripe no se cura con medicamentos, pero pueden tomarse medidas para mitigar sus síntomas: hacer reposo, beber mucho líquido —agua y zumos— y tomar antipiréticos son las más recomendadas. También deben extremarse las medidas higiénicas para evitar su transmisión, como por ejemplo lavarse las manos, taparse la boca al toser, procurar no reutilizar los pañuelos, etc.
 
En cualquier caso, los enfermos no tienen que tomar antibióticos si no es por indicación del médico, puesto que al tratarse de un proceso vírico no son eficaces. Además, los antibióticos siempre tienen que ser prescritos por un médico.