vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 3600476

Los juzgados de Balears estrenan las primeras salas amigables para menores de edad

Los juzgados y tribunales de Palma son los primeros a disponer de un espacio habilitado especialmente para los menores de edad que tengan que pasar por las dependencias judiciales. Se trata de las “salas amigables”, una iniciativa de la Oficina de Defensa de los Derechos del Menor (ODDM) que hoy han presentado en la sede del Audiencia provincial el director del ODDM, Serafín Carballo, y el presidente del Audiencia provincial, Diego Gómez-Reino. Las salas amigables son resultado de la petición del ODDM en el Ministerio de Justicia para que se cediera un espacio a cada suyo judicial para habilitar habitaciones para los niños y adolescentes que deban comparecer en los juzgados y tribunales.
 
El objetivo de estas salas es mejorar el bienestar de los menores que tienen que testificar en los juzgados. Con esta iniciativa, los menores pueden permanecer en un espacio seguro y confortable, en lugar de estar sometidos a frecuentes y largas esperas en los pasillos de los juzgados, y se los evita una innecesaria situación traumática por el hecho de tener que ver a sus presuntos agresores.
 
Las salas están dotadas de mobiliario adaptado, materiales lúdicos y un sistema de videoconferencia que evita que los niños tengan que comparecer directamente a las vistas judiciales y les ahorra el estrés que frecuentemente supone para ellos comparecer ante el juez, el fiscal y el resto de asistentes, con una escenografía imponente.
 
En las salas amigables, los menores pueden estar acompañados de sus padres, tutores, educadores o terapeutas. Permanecen cerradas y sólo se abren a petición de los representantes de los menores que lo soliciten expresamente.
 
Las sedes judiciales que actualmente están dotadas de salas amigables son las del Audiencia provincial, el juzgado de Sa Gerreria y los juzgados de Avinguda Alemanya, de Palma. La Oficina de Defensa de los Derechos del Menor tiene previsto ampliar esta iniciativa en las dependencias judiciales de Manacor, Inca, Menorca e Ibiza. La ODDM se ha hecho cargo del equipamiento de las salas amigables, mientras que los organismos judiciales han cedido el espacio.